Ik ingenieria apoya el proyecto Susplas: alternativas al plástico tradicional

 

Un consorcio liderado por Ondarreta, y formado por las empresas Plásticos Urteta y 3r3d, junto al apoyo de IK Ingenieria, Ihobe y la coordinación del Cluster Habic, ha testado durante la duración de el proyecto Susplas diferentes materiales plásticos de origen reciclado.

El proyecto Susplas nació en el año 2019 tras una investigación del Cluster Habic sobre las tendencias del mercado del hábitat relacionadas con la economía circular. Los fabricantes de mobiliario de Euskadi consumen aproximadamente 200 toneladas de plástico todos los años, principalmente de origen fósil, y se detectó la oportunidad de poder utilizar plásticos alternativos que tengan un menor impacto ambiental.

En este contexto, Ondarreta, empresa socia del cluster, ha liderado un proyecto junto a su cadena de valor donde se han analizando distintos materiales provenientes de desechos de otras industrias y que pueden ayudar a avanzar en la disminución de vertidos plásticos al medio-ambiente.

El objetivo del proyecto, que ha finalizado durante este mes de enero de 2021, ha sido conseguir mediante la implantación del ecodiseño que el escenario de fin de vida de los productos sea favorable para su reparación o reciclado, propiciando nuevas cadenas de valor circulares en el territorio. además del origen de los materiales.

Desde IK Ingenieria, se ha analizado el perfil medioambiental de las diferentes muestras de plásticos materiales recirculados, valorando la viabilidad ambiental y económica de las soluciones y prototipos desarrollados.

Durante el proyecto, Ondarreta ha ejecutado varios prototipos experimentales que se han podido ver y probar públicamente en el Instituto de Arquitectura de Euskadi durante la exposición HiruHiri.

 

 

MÁS INFORMACIÓN: Proyecto Susplas